FAQs

Tienda online

Tarjeta de crédito ¿Cómo puedo hacer un pedido online?

Para hacer un pedido online, deberá seguir los siguientes pasos:
1 – Crear una cuenta Organii
2 – Hacer login
3 – Escoger el(los) artículo(s) que desea comprar. Puede buscarlos a través de la herramienta de búsqueda  de la tienda online o por cualquier motor de búsqueda.
4 – Agregar al carrito el artículo, iniciando así la compra
5 – Podrá ver el estado de su carrito en la esquina superior de la pantalla
6 – Para terminar, en la zona del carrito, pulse sobre Finalizar. Puede insertar un código de descuento en el campo Cupón en caso de tenerlo.
7 – Después, pulse en Efectuar pago
8 – Para concluir la compra, debe completar los datos personales que le son solicitados, la dirección de facturación, el lugar y el modo de entrega. Escoja el método de pago y pulse el
botón Confirmar compra.

¿Cómo se efectúan los pagos online?

Los pagos pueden ser efectuados mediante PayPal, transferencia bancaria o a través de tarjeta de crédito.

¿Qué debo hacer en caso de no recibir la confirmación del pedido?

La confirmación es automática. En el caso de no recibirla, por favor, contáctenos a través del email info@organii.es.

¿Cuánto tiempo tarda en llegar un pedido?

Después de la correcta recepción del pago, su pedido será entregado en un máximo de 5 días laborales.

¿Es posible cancelar un pedido?

Sólo es posible cancelar un pedido antes de que sea entregado.
En caso de que desee cancelar su compra, por favor, envíe un correo a info@organii.es.

¿Cómo se hace una devolución?

En el momento de la entrega, el cliente debe asegurarse de que el embalaje y el producto no están dañados. Si comprueba que el producto está dañado, no debe aceptar la entrega, que nos será devuelta.
En estos casos, Organii procederá al reembolso o cambio del producto tan pronto como el almacén lo recepcione y complete el proceso de devolución.
Por favor, para más información sobre “Política de reclamaciones y devoluciones” consulte nuestra “Política de privacidad”.

¿Cómo puedo recibir información sobre un determinado producto de un pedido online?

Podrá solicitar información sobre los productos por email: info@organii.es o a través del teléfono 910705953.

Cosmética biológica

¿Qué es la cosmética biológica?

La cosmética biológica actualmente integra un amplio conjunto de marcas y productos de higiene personal elaborados a base de ingredientes biológicos cultivados sin pesticidas ni herbicidas, de los cuales se consiguen extractos más puros y activos. Las marcas y los fabricantes que desarrollan estos productos intentan que el proceso de fabricación sea lo más natural y con el menor impacto ambiental posible, sin recurrir a ingredientes genéticamente modificados, aromas, conservantes y colorantes sintéticos, ni aditivos químicos potencialmente peligrosos para la salud o el medio ambiente.
La menor intervención química permite destacar la autenticidad de cada ingrediente contribuyendo a un producto final más íntegro y sobre todo, más eficaz.

En la cosmética biológica:
– Se utilizan aceites vegetales 100% puros y de presión en frío, aceites esenciales e ingredientes activos (Extractos de plantas) provenientes de agricultura biológica o salvajes.
– Se utilizan emulsionantes y surfactantes de origen 100% vegetal;
– No son probados en animales.
– Los embalajes de los productos, las cajas de cartón y las tintas son ecológicas.
– Los productos son 100% libres de ingredientes sintéticos tales como conservantes, colorantes, aromas, Lauril Sulfato de Sodio y Laureth Sulfato de Sodio (SLS e SLEs), parabenos, siliconas, parafina, aceites minerales y otros derivados petroquímicos.
– Tienen una certificación expedida por una organización independiente.
– El proceso de fabricación se realiza de la forma más natural y con el menor impacto posible y utilizando energías renovables.

¿Porqué biológico?

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano. Es un tejido vivo, que respira, que nos defiende de las agresiones externas y absorbe más de la mitad de lo que aplicamos sobre ella, entrando en nuestra circulación sanguínea. Los químicos sintéticos utilizados en la mayoría de los cosméticos, al ser absorbidos no son reconocidos por nuestro organismo. Son substancias con constituciones químicas que nuestro cuerpo considera desconocidas, tratándolas como ‘extrañas’.

El cuerpo entonces las intenta eliminar, sobrecargando los órganos que desempeñan estas funciones, como el hígado o los riñones. Estudios científicos han demostrado que muchas de estas sustancias permanecen en el organismo, intoxicándolo, provocando problemas químicos y efectos mutagénicos. Por el contrario, el proceso de metabolismo de las células de las plantas ocurre de forma semejante a la de las células de la piel humana. Tal como en el ser humano, en las plantas la vida ocurre por reacciones bioquímicas entre encimas, vitaminas y minerales, y al igual que en las células de nuestro cuerpo, las plantas generan radicales libres nocivos, que se combaten mediante flavonoides, vitaminas y otros antioxidantes. Los ingredientes activos actúan del mismo modo cuando entran en el cuerpo humano. Nuestro organismo reconoce y comprende de esta forma los ingredientes activos de las células de las plantas y es por esta razón que se vuelve biológicamente posible su desarrollo en los procesos de la vida celular de la piel, mejorando su bienestar celular, y la salud en general; y si hablamos de compatibilidad, hablamos igualmente de tolerancia por parte de las pieles más sensibles y de propiedades hipoalergénicas. Más allá de este aspecto, que habla del respeto sobre todo a los seres humanos y a nuestro bienestar, el significado de la palabra “biológico” implica, de igual manera, el respeto por el mundo y la sociedad en que vivimos. De esta forma, conceptos como ecología, comercio justo y sostenibilidad están necesariamente presentes cuando hablamos de un cosmético biológico certificado por las organizaciones que velan por el cumplimiento de estos parámetros. Por eso, cuando compramos alguno de estos productos, se nos garantiza que por ejemplo, no han sido probados en animales, que los procesos de fabricación son seguros y no contaminantes y que los embalajes son elegidos con el mayor respeto al medio ambiente, utilizando materiales reciclables y con bajo consumo de energía. En tercer lugar, consideramos importante aclarar que nada de lo que se ha explicado aquí invalida que hablamos de una industria, también unida a la investigación científica, en la que especialistas (químicos, farmacéuticos, dermatólogos) estudian, investigan, y buscan la optimización de los resultados, aliando la tecnología con lo mejor que la naturaleza nos proporciona. Porque la ciencia y el mundo en el cual nos ha sido dada la posibilidad de vivir y disfrutar de sus recursos, no son incompatibles, pueden vivir en armonía. Por todo esto, habría que preguntarse justo lo contrario: “¿Porqué no biológico?”

¿Cuál es la diferencia entre cosmética natural y cosmética biológica?

Un cosmético natural es cualquier producto que contenga un extracto natural, independientemente del porcentaje del mismo, la forma de la cual fue obtenido o de los restantes ingredientes que lo acompañan, que normalmente son sintéticos.
Así, la cosmética natural puede contener productos más o menos naturales dentro de esta misma designación.
La cosmética biológica defiende la integridad y la pureza de todo el proceso de transformación, desde la materia prima hasta la formulación final del producto; desde el uso de ingredientes biológicos a la forma en que fueron obtenidos los extractos (sin disolventes químicos), la manipulación y conservación del producto.
Más allá de eso, no son permitidos productos sintéticos considerados nocivos y que excluyen gran parte de la formulación sintética convencional, como por ejemplo los parabenos, el fenoxietanol, los tfalatos, el lauryl sulfato de sodio (entre otros de la misma familia), la vaselina y la parafina (derivados del petróleo), los colorantes, perfumes, etc.

¿Cuáles son los conservantes de un cosmético biológico?

En la cosmética biológica, la mayor preocupación es la forma de conservar los productos, y a pesar de que se estropean más fácilmente, realmente esto ocurre raramente. Las formas de conservar se conocen, pero son más caras y trabajosas: embalajes al vacío, uso de aceites esenciales (romero, aceite del árbol de té, lavanda, etc) y plantas antibacterianas, como el aloe vera, el limón y otros cítricos, ácido salicílico de sauce blanco, entre otros. Las certificaciones biológicas todavía permiten pequeñas concentraciones de conservantes alimentarios: alcohol bencílico, sorbato de potasio, benzoato de sodio.
Con estas técnicas se consiguen duraciones aproximadas a los productos convencionales sin recurrir a conservantes químicos.

¿Cuál es la importancia de la certificación biológica?

La ausencia de una regulación específica para la elaboración de cosméticos biológicos, al contrario que la legislación existente para la producción y cultivo de productos alimentarios biológicos, dificulta la definición de los parámetros que estos productos deben seguir. Sin un dispositivo legal que proteja y garantice los patrones definidos por la cosmética biológica, las certificaciones independientes son la única forma de asegurar al consumidor la integridad y autenticidad del producto. En ausencia de certificación la calidad y veracidad del cosmético bio o verdaderamente natural depende exclusivamente de la competencia y honestidad de los laboratorios que los desarrollan, razón por la cual defendemos la certificación. En realidad es la forma más segura de garantizar ingredientes de gran calidad y la utilización de productos libres de químicos perjudiciales para la salud. El hecho de que un producto cosmético se defina como natural, no quiere decir que sus componentes no estén contaminados, ni tampoco evita la adición de sustancias químicas usadas como solventes, conservantes o antioxidantes en el proceso de fabricación; “natural” sólo quiere decir que contiene extractos naturales. El logotipo de la certificación de un producto permite al consumidos identificar si está ante un cosmético bio o verdaderamente natural sin tener que analizar en detalle la lista de ingredientes.

¿Qué entidades de certificación biológica existen?

Existen varias entidades independientes que proporcionan la certificación, en su mayoría defienden principios semejantes y estrictas exigencias que incluyen: obligatoriedad de utilización de ingredientes biológicos; prohibición de realizar pruebas en animales, el uso d ingredientes contaminantes, genéticamente modificados, o químicos potencialmente tóxicos (fragancias y colorantes artificiales, derivados del petróleo, glicoles, DEA, MEA, TEA, parabenos entre otros). Entre las varias entidades que certifican este tipo de productos tenemos a Ecocert, Cosmebio, Soil Association, USDA, BDIH, ICEA, Natrue.

¿Todas las marcas ORGANII son certificadas?

Todas las marcas ORGANII son biológicas. Son cuidadosamente escogidas por las fundadoras que van a conocer las empresas, las fábricas, los ingredientes y la historia de sus productos. Más que la historia de los productos, queremos compartir la historia de las familias y amigos que producen una cosmética tan única en el mundo.
En su mayoría, todas estas marcas son titulares de una certificación biológica, de una o de varias existentes: Ecocert, Cosmebio, Soil Association, USDA, BDIH, ICEA, Natrue.
Sólo dos de ellas no poseen la certificación: ILA y Florascent.Son marcas únicas y completamente artesanales que evitan las certificaciones o cualquier otra intervención en sus instalaciones. Ila es una marca muy especial en el mundo bio. Completamente producida a mano, con una filosofía de calma, paz y tranquilidad. Sigue los principios ayurvédicos y son puramente biológicos. Los productos solamente se producen bajo pedido, para ser lo más puros posible. No son certificados puesto que una certificación y lo que ella obliga (inspecciones, criterios a seguir o personas externas en sus instalaciones, interfieren en la pureza y calma de la producción) no son compatibles con la filosofía de la marca.

Florascent es una marca de perfumes artesanales en la que el perfumista Rolland Tetunian que no quiere restringir su creatividad a los aromas certificados y utiliza pequeñas producciones artesanales cuya certificación no está justificada debido a su pequeña dimensión.

Como las certificaciones biológicas no exigen que el 100% de los ingredientes sean biológicos, los productos que componen el porcentaje restante ¿pueden haber sido cultivados con químicos o pesticidas?

Por regla general, un producto no es 100%, estando entre los 70 y 90% los componentes biológicos, ya que existen muchos ingredientes que no pueden ser certificados, como el agua que aunque se utiliza agua mineral, de fuentes puras, no se puede tener su certificado biológico.
Muchas cremas, geles de baño, champús y muchos otros productos, contienen grandes porcentajes de agua. Algunos hasta del 50-70% de su contenido, lo que hace descender su porcentaje de ingredientes biológicos.
Otros ingredientes son las micas y otros minerales (derivados de las piedras, arena, cuarzos) que existen en la naturaleza y que sirven muchas veces para proteger la piel de la radiación, dar brillo o color a la piel, que tampoco pueden ser biológicas a pesar de ser naturales.
La certificación garantiza el uso de 100% de ingredientes naturales y prohíbe la utilización de químicos nocivos y de productos sintéticos (derivados del petróleo, ftalatos, sulfatos, etc.) y de cualquier producto de agricultura convencional, (debido al uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes.)

¿A qué rango de edad están recomendados los productos ORGANII?

En Organii tenemos marcas para varios rangos de edad. Aquí podrá encontrar respuesta a sus necesidades y motivaciones, desde los recién nacidos hasta las pieles más maduras, desde el cabello al maquillaje, productos para hombre o pieles problemáticas.

¿Es posible tener una reacción alérgica a un cosmético biológico?

Todas las marcas pueden tener personas que con reacciones alérgicas a alguno de sus productos o componentes. En el caso de las marcas biológicas, estas reacciones tienden a ser menores y mucho menos probables, pero pueden existir. El 95% de las reacciones alérgicas son debidas al uso de productos químicos o sintéticos en los cosméticos. Aún así, una persona puede ser alérgica a cualquier ingrediente, como la naranja o la fresa, aunque estos sean de calidad, al igual que ocurre con las alergias alimentarias.

Si me diera alergia algún producto, ¿Qué debo hacer?

Si tuviera una reacción alérgica a un producto, contáctenos directamente. Es importante conocer los productos que está utilizando, probar un producto cada vez, y averiguar de los componentes más activos, cuales son los que podrían estar provocando la reacción.

¿Puedo utilizar cosmética biológica durante la lactancia? ¿Y durante el embarazo?

Los cosméticos ORGANII no tienen ningún ingrediente que pueda interferir en la lactancia (todos los ingredientes son seguros, derivados de plantas en su mayoría), por lo que no existe ninguna restricción al uso facial de cualquier producto ORGANII, ni en la lactancia ni en el embarazo.
Por regla general, la mayor preocupación relativa a los ingredientes durante el embarazo y la lactancia están vinculados a productos químicos nocivos para la salud. Estos no están presentes en productos biológicos.
Deberá tener cuidado con los ingredientes de los productos para el cuerpo, en especial a los aplicados en la zona de los senos durante la lactancia y en la barriga durante el embarazo, incluso con los naturales.
Tenemos el ejemplo de la cafeína, que se utiliza en diversas cremas y que puede pasar por el flujo sanguíneo hasta la leche materna. En relación al embarazo, los aceites esenciales están contraindicada su aplicación en la barriga durante los 3 primeros meses.

¿Cuánto tiempo puede estar abierto un producto sin perder sus propiedades?

Si estuviera envasado al vacío, podría durar toda la vida, pero cuando se expone al aire depende de las condiciones del almacenamiento. Bien conservado en un lugar fresco y seco sin luz directa, puede durar de uno a tres años. Es importante también aplicar estos productos con las manos lavadas, evitando así la contaminación del producto.

¿Todos los productos ORGANII son “Cruelty free”?

Ningún producto biológico certificado puede hacer pruebas en animales del producto final, ni pueden haber sido efectuadas pruebas en animales las materias primas que los componen, por lo que todos los productos ORGANII son “cruelty free”.

¿Todos los productos ORGANII son veganos?

No todos los productos son veganos, puesto que pueden contener ingredientes como miel o cera de abeja. Aún así, todos nuestros productos son “cruelty free” y muchos son veganos.

¿Cuál es la diferencia de un aceite esencial biológico y uno sintético?
Existen 2 tipos de moléculas sintéticas que se utilizan en cosmética: las moléculas de derivados del petróleo, como por ejemplo las parafinas, siliconas (que crean una sobrecarga a nuestro organismo) y las moléculas sintetizadas en laboratorio (que intentan imitar a las que existen en la naturaleza).
Las moléculas más imitadas son las de los aceites esenciales. La producción sintética consigue la misma molécula, pero no la misma conformación espacial. Esto quiere decir que la forma en que los átomos se organizan dentro de la propia molécula no es igual, y por eso la forma espacial de la molécula no es la misma. Esto implica poder obtener un aroma parecido pero no la misma función sobre el cuerpo.
Un aceite esencial biológico no se diluye, y su forma de extracción respeta la estructura de la planta, manteniendo sus propiedades intactas. Son estos aceites los que poseen las funciones que les reconocemos y no las imitaciones aromáticas sintetizadas en laboratorios.

Protector solar

¿Cómo han surgido los protectores solares?

Las cremas, aceites o lociones de protección solar han tenido un largo desarrollo hasta la actualidad. En la antigua Grecia, los griegos utilizaban aceite de oliva como un tipo de protección solar, pero su efectividad era muy reducida. Varios inventores fueron intentando a lo largo de los siglos crear un protector solar, pero hubo que esperar hasta 1944. El farmacéutico Benjamin Greene intentó crear algo que pudiera proteger a los soldados en la segunda guerra mundial de las graves quemaduras solares que sufrían. En el horno de su casa creó una sustancia roja y viscosa que funcionaba gracias al bloqueo físico de los rayos solares. Esta sustancia era un derivado del petróleo parecida a la vaselina, y se le dio el nombre de “Red vet pet” (Petrolaro veterinario rojo). Desde esta primera experiencia los protectores solares sufrieron una gran evolución. Todavía muchos continúan siendo elaborados a base de derivados de petróleo.

¿Cómo funcionan los protectores solares que contienen químicos?

Los protectores solares químicos actúan a través de la neutralización de los rayos solares: son substancias que se aplican sobre la piel y que al entrar en contacto con los rayos solares, los neutralizan antes de que estos puedan perjudicar a la piel. Tienen el problema de que al ser degradados por los rayos, generan radicales libres que al ser absorbidos por la piel, contribuyen al aumento del riesgo de cáncer de piel. Tienen que ser aplicados 30 minutos antes de la exposición al sol y a medida que las substancias van reaccionando al sol, van degradándose y penetrando en el organismo. Son estas substancias fruto de la degradación de la protección solar que están en estudio por aumentar el riesgo de cáncer de piel. Pero son más fáciles de extender y no dejan coloración en la piel.

Algunos estudios indican que la actuación de estos agentes químicos tienen un efecto semejante al de las feromonas femeninas. A largo plazo, conducen a desórdenes endocrinos, perjudiciales para la salud. Aparte de estos peligros, los protectores solares que contienen químicos representan una amenaza para los arrecifes de coral de todo el ecosistema marino.

¿Cómo funcionan los protectores solares minerales o físicos? ¿Existen protectores solares con protección física y química?

Los protectores minerales son una barrera física, funcionando los minerales como micro espejos que reflejan los rayos solares. Su acción es instantánea y su efecto es duradero. Los protectores físicos, como su nombre indica, actúan formando una barrera física, como si millones de mini espejos reflectores fuesen colocados sobre nuestra piel. Este es el tipo de protección que debemos utilizar cuando estamos muy expuestos al sol, como en la playa, en el campo o trabajando al aire libre.

La protección física se realiza a través de dióxido de titanio, por ejemplo. Cuando se utiliza como ingrediente de un protector solar, forma una capa en la superficie de la piel y no se absorbe, bloqueando los rayos UVA y UVB. Como no se absorbe por la piel, no es irritante ni alergénico. Esto se cumple sólo en el caso de no ser utilizado en forma de nanopartículas (partículas muy pequeñas), porque de no ser así, sí que pueden ser absorbidas y tener consecuencias para nuestra salud. Sin embargo es importante tener en mente que la mayoría de los protectores solares minerales disponibles en el mercado también contienen químicos que van siendo gradualmente absorbidos por el organismo, y nuevamente, por el medio ambiente.

Se presentan como protectores minerales/físicos o químicos dependiendo de la mayoría de sus componentes. Pero no son exclusivamente físicos o químicos. Si no tienen certificado biológico, hasta los físicos tienen en su composición otros químicos nefastos para la salud.

Los físicos son mejores porque crean una barrera sobre la piel, no se absorben y ofrecen más tiempo de protección (aplicar nuevamente después del baño, de mucha arena, cloro o mucho tiempo de exposición solar).

¿Qué son nanopartículas?

Son minerales en polvo muy fino, de tamaño de 1 a 100 nanómetros, cabiendo millones en un metro. Son potencialmente peligrosos porque se pueden depositar en los pulmones y porque son poco estables a la luz solar, degradándose en contacto con los rayos UV, formando radicales libres y penetrando en la piel, causando daños celulares. Mientras no haya estudios que demuestren lo contrario, ningún protector solar biológico puede contener nanopartículas.

¿Cuál es el impacto de los protectores solares con químicos (incluyendo la mayoría de los minerales) en el ecosistema?

Hay estudios que demuestran que las substancias químicas presentes en los protectores solares UV (como parabenos, derivados del alcanfor, cinamatos, benzofenonas, entre otros) tienen un efecto perjudicial no sólo sobre nuestra salud, sino también sobre los ecosistemas*.
Los residuos de los protectores liberados en el mar, destruyen bacterias del placton o altera su simbiosis con los corales, y consecuentemente provoca el blanqueamiento de arrecifes de coral, conduciéndoles a la muerte.
Es más, los protectores solares con químicos, potencian la proliferación de virus en el mar al inducir el ciclo lítico de procariontes que tengan infecciones lisogénicas.
De hecho, estos filtros aumentan la propagación de virus que causan la muerte de los corales, hasta el punto de haber sido prohibidos en playas de ciertas regiones, especialmente en zonas turísticas.
Sabiendo que somos parte de un todo, sabemos que tarde o temprano, lo que afecta al medio ambiente, nos terminará afectando. Y viceversa.

¿Qué es un protector solar biológico? ¿Cuál es la diferencia entre un protector solar común y uno bio?

Es un protector solar con certificado biológico acreditado por una asociación independiente y que contiene partículas minerales y/o extractos vegetales para realizar la protección solar. Las pruebas de protección solar son universales para todos los protectores solares en la UE. No existen substancias químicas que reaccionen con la radiación solar permitidas por las asociaciones que certifican la cosmética biológica. Tan solo substancias naturales que reaccionan con los rayos solares para neutralizarlos, en particular el aceite de naranja. O si la protección es proporcionada por los protectores solares físicos que contienen barreras UAV y UVB estarán compuestas por minerales como dióxido de titanio, nunca en forma de nanopartículas (este año aprobadas y permitidas por la UE). Son de máxima seguridad y extremadamente eficaces pudiendo ser utilizadas en bebés, personas mayores, personas con enfermedades cutáneas, inmunodeprimidos o enfermos de cáncer.
Además, existen los antioxidantes, presentes en la mayoría de los ingredientes de origen vegetal, y que son una protección extra y natural que podemos proporcionar a nuestro organismo: utilizando antes y después de la exposición solar productos altamente ricos en antioxidantes.
La gran diferencia entre un protector solar común y uno bio, es que el común contiene substancias químicas, aunque sea un protector físico o mineral, que terminan penetrando en nuestro organismo teniendo diversas implicaciones en la salud. AL contrario, un protector biológico no contiene ninguna de estas substancias, haciendo que sean seguros, que protejan con mayor eficacia y sean más hidratantes para la piel.
Por todos estos factores, la opción más sensata será un protector solar biológico, cuya formulación respete todas las normas europeas de protección solar, incluyendo estar libres de nanopartículas. También es posible encontrar protectores solares biológicos que aparte de proteger contra los rayos UVB sean hidratantes, por ejemplo los que son a base de aloe vera, aceite de argán, jojoba o caléndula, son ideales para nutrir hasta la piel más sensible de los más pequeños.

¿Porqué los dermatólogos prescriben protectores químicos?

A pesar de que los protectores solares estén de moda, y de que se habla mucho acerca de ellos, aún hay mucho por descubrir. Es sorprendente lo poco que se sabe sobre la seguridad y eficacia de las cremas y sprays más vendidos del planeta. Todos los departamentos de salud pública los recomiendan, la organización mundial de la salud y toda la clase médica, farmacéutica y enfermerías. Sin embargo existen varias investigaciones realizadas recientemente que arrojan dudas, que realizan preguntas muy pertinentes y que han sido ignoradas por el poder vigente. La mayor parte de los pediatras recomienda los protectores físicos para los niños pequeños, pero a partir de cierta edad, ya no lo hacen, llegando incluso a recomendar los químicos por varias razones:
– Son más fáciles de extender y de aplicar y piensan que si prescriben físicos, la gente al final no los va a utilizar, y prefieren que se pongan algo a nada.
– Muchas de estas investigaciones son recientes y muchos médicos no están informados sobre ellas.
– Confían en la propaganda farmacéutica y en las prohibiciones legislativas. Pero en realidad, cuando estas llegan, ya es tarde, y ya causó problemas a muchos individuos.
– Piensan que si fuese muy grave, ya se sabría, lo que es errónea porque el cáncer es de desarrollo muy lento y de múltiples factores.

Algunas dudas que en nuestra opinión necesitan urgentemente estudiarse son:

– Investigadores detectaron un riesgo aumentado de melanoma (cáncer de piel) entre individuos que utilizaban protector solar químico. Nadie todavía ha conseguido descubrir la causa, pero se barajan dos hipótesis: las personas que utilizan protectores solares, están más tiempo expuestas al sol y por eso la radiación absorbida al final es mayor al final del tiempo de exposición, o las substancias químicas que protegen contra el sol, liberan radicales libres a medida que van reaccionando con el sol y esta mayor cantidad de radicales libres está implicada en el aumento del riesgo de desarrollar cáncer de piel.
– Un ingrediente común a casi todos los protectores solares es la vitamina A, y las últimas investigaciones indican que esta vitamina puede acelerar el desarrollo de cáncer. Se añade a las formulaciones por ser un buen antioxidante que evita el envejecimiento precoz de la piel, pero este hecho, verdadero para lociones y cremas de noche o utilizados sin exposición al sol, deja de ser cierto cuando la vitamina A se expone al sol (forma radicales libres que dañan el ADN de las células). Motivo que lleva a la recomendación de utilizar protectores solares sin ninguna forma de vitamina A (retinol o retinyl palmitate).

O que é o SPF?

SPF son las siglas inglesas de “Sun Protection Factor” que significa Factor de protección solar y es el indicador de la capacidad de un protector para protegernos de las quemaduras solares. El SPF indica la relación entre el tiempo de exposición solar y el porcentaje de protección que el protector concede.
El FPS (factor de protección solar) es una medida de laboratorio que indica la efectividad del filtro solar: cuanto más alto sea el valor, mayor la protección que el filtro solar ofrece contra rayos UVB (la radiación ultravioleta que causa las quemaduras solares). El FPS indica la relación entre el tiempo que una persona se puede exponer a la luz solar sin quemarse.
Por ejemplo, una persona que se quemaría tras 12 minutos al sol sin protección, protegida con un filtro solar de FPS 10 (10 veces más protección) puede ahora tardar 2 horas (120 minutos) para alcanzar el mismo grado de quemadura.
Dicho de otra forma: una persona que está, en verano, a las 9h de la mañana al sol y son protector solar. En esas condiciones, tardará 20 minutos en desarrollar un eritema. Por el contrario, esa misma persona en esas mismas condiciones, al utilizar un protector solar SPF 15, podrá esta teóricamente expuesta al sol por 300 minutos, puesto que 20 minutos sin protección solar, es igual a 300 minutos con factor de protección 15 (20 x 15 = 300).
A nivel de efectividad, es importante percibir los diferentes porcentajes de actuación de cada factor. Una protección solar SPF 15 bloquea el 93% de los rayos UVB, mientras que una protección 30 bloquea el 97% y una protección 50 bloquea el 98%.

¿Cuál es la diferencia entre los rayos UVA y UVB?

Los rayos ultravioleta (UV) presentan diferentes longitudes de onda. Los rayos UVA penetran profundamente en la piel, en la dermis. Los rayos UVB, más presentes en el verano, alcanzan una longitud menos penetrando en la epidermis de la piel. Ambos tienen efectos perjudiciales para la piel.

Si un producto refleja parte del espectro de rayos UVB, puede contener las siglas SPF y por tanto ser considerado un protector solar, pero no significa que nos proteja de la radiación UVA.
Teniendo en cuenta los daños causados por la radiación UVA, se recomienda la verificación de la existencia de filtros UVA en el producto: Aunque no exista un patrón para asegurarnos de que un protector solar contiene filtros para los rayos UVA, cuando sí lo posee, está especificado en el embalaje.

¿Qué reglas seguir para una exposición al sol saludable?

1. Evitar la exposición solar entre 12 h y 16h (el horario más perjudicial según la Asociación Portuguesa de Cáncer de piel).
2. Utilizar ropa, sombreros y gafas de sol para protegernos mejor de la radiación solar. Elija ropa y sombreros que protejan de los rayos UVA y UVB.
3. Aplicar protección solar como protección complementaria y aplicar nuevamente con frecuencia (máximo de 2 en 2 horas) de forma que se mantenga la protección siempre que transpiremos o nademos.
4. Permanecer a la sombra es también una forma de protección, pero atención con la luz reflejada. La luz del sol se refleja en la arena y llega a la piel, también en la sombra. Por eso se deben mantener las otras medidas de protección.
5. No exponer a los niños muy pequeños al sol.
6. Mantener el mismo nivel de protección los días nublados, ya que del 40 al 60% de las radiaciones atraviesan las nubes.

¿Utilizando protector solar conseguimos sintetizar la vitamina D?

Es poco probable que eso ocurra, porque al bloquear la radiación solar evitamos también la síntesis de vitamina D. El sol tiene una función muy importante en el cuerpo (la producción de vitamina D) y sin duda, ¡es nuestra mayor fuente de esta vitamina! Los protectores solares inhiben a los rayos de ser absorbidos por la piel, por tanto inhiben al cuerpo de sintetizar la vitamina D. Por lo general, 10 o 15 minutos de exposición solar, día sí, día no, sin protector solar y en las horas adecuadas el día, es suficiente para la mayoría de las personas para sintetizar la vitamina D. Esta exposición no necesita ser de cuerpo entero, basta con que el sol alcance los brazos, las manos o el rostro. Por eso es ideal un intermedio entre la protección para exposiciones más prolongadas y en las horas más peligrosas y estar sin protección en las horas de menor riesgo y en periodos más cortos.

Cosmética y problemas de la piel

Siendo alérgico al gluten, ¿Puedo utilizar cosmética con derivados del trigo?

Lo primero, es necesario diferencial el gluten del trigo. El trigo es el cereal que contiene mayor índice de gluten. Pero finalmente ¿Qué es el gluten? Es una proteína compuesta por la mezcla de cadenas proeticas largas de gliadina y glutenina. Se obtiene a través de la mezcla de estas proteínas que se encuentran de forma natural en las semillas de muchos cereales de la familia de las gramíneas (Poaceae), principalmente en especies comestibles como el trigo, la cebada o el centeno.
Estos cereales se componen de cerca del 40-70% de almidón, 1-5% de lípidos y 7-15% de proteínas (gliadina, glutenina, albumina y globulina).
La estructura bioquímica de este tipo de gluten, lleva muchas veces la denominación de “glúten triticeae”, que es popularmente conocido como “gluten de trigo”. El grano de trigo tiene, como el resto de los cereales, una estructura compleja en cuya composición entran muchas sustancias, de las cuales no todas son agresivas para el intestino.
El pericarpio y el germen se utilizan en el proecso de producción de salvado y aceite, pero naturalmente no será ahí que encontremos al responsable de las dolencias. Así, por ejemplo, el aceite de germen de trigo, está libre de gluten, y puede ser consumido. Por lo que respecta al endosperma, hay que considerar por un lado el almidón (que es totalmente inocente en este proceso), y por otro, un numeroso grupo de proteínas con características físico-quimicas diversas.
En este grupo podemos distinguir aquellas que se disuelven en agua (albuminas y globulinas) y las que no lo hacen. Es el conjunto de las proteínas insolubles que se llama genéricamente gluten y fue a partir de él que se aislaran diversas fracciones con efectos nocivos. Su “agresividad” depende de su composición y como esta no es igual en todos los cereales, son tolerados de formas diferentes por nuestro organismo: el trigo, el centeno y la cebada deben ser completamente apartados de la alimentación, mientras que otros cereales como el maíz o el arroz, son completamente inofensivos.
El cereal kamut y la espelta, siendo de la familia del trigo presentan gluten en su composición, y por tanto, los mismo potenciales problemas.
En muchos productos cosméticos, se añaden ingredientes, proteínas, vitaminas y aminoácidos como activos para desempeñar alguna actividad sobre la piel o el cabello. La piel absorbe activos que pueden llegar a la dermis y por tanto entrar en la corriente sanguínea. Sin embargo no está confirmado que el gluten aplicado en la piel o cabello se absorba por la corriente sanguínea y afecte al intestino delgado, donde se da la patología de los celiacos o cualquier otro tipo de intolerancia al gluten.
El gluten no se absorbe a través de la piel o cuero cabelludo saludables, pero puede absorberse por la mucosa bucal y posiblemente por la mucosa de la región íntima. Se sabe sin embargo que en el 99% de los casos, el uso cosmético de estas substancias no desarrolla irritaciones o intolerancias cutáneas. Sin embargo, indicamos los ingredientes que contienen gluten en su composición.
El trigo y sus derivados presentan propiedades muy beneficiosas para la piel, no debiendo ser evitado, más bien al contrario. Estos ingredientes ayudan muchas veces a regenerar las propias lesiones causadas al ser absorbidas por el intestino.

INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredient)

INCI es el sistema internacional de codificación de la nomenclatura de ingredientes cosméticos, reconocido y adoptado mundialmente, creado con la finalidad de empadronar los ingredientes en la rotulación de los productos cosméticos.
Por medio de INCI, expuesto en los productos cosméticos, es posible identificar la composición del producto y verificar si algún cosmético contiene gluten.

Ingredientes cosméticos identificados por la asociación de celíacos (Acelbra):

1. Derivados del trigo:

Amp-Isostearoyl Hydrolyzed Wheat Protein;
Disodium Wheatgermamido Peg-2 Sulfosuccinate;
Hydrolyzed Wheat Gluten;
Hydrolyzed Wheat Protein;
Hydrolyzed Wheat Protein Pg-Propyl Silanetriol;
Hydrolyzed Wheat Starch Dextrin Palmitate;
Hydrolyzed Wheat Flour;
Hydrolyzed Wheat Protein/Pvp Crosspolymer;
Hydroxypropyltrimonium Hydrolyzed Wheat Protein;
Hydrolyzed Wheat Protein;
Stearyldimoniumhydroxypropyl;
Triticum Vulgare (Wheat) Flour Lipids;
Triticum Vulgare (Wheat) Gluten;
Wheat Amino Acids;
Wheat Germamidopropyldimonium Hydroxypropyl;
Wheat Germamidopropalkonium Chloride Wheat Protein;
Wheat Germamidopropyl Ethyldimonium Ethosulfate Yeast Extract;

2. Derivados de la cebada:

Samino Peptide Complex;
Barley Extract;
Hordeum Vulgare (Barley) Extract;
Phytosphingosine ExtractBarley LipidsSecale Cereale (Rye) Seed Flour;
Stimu-Tex- activo obtenido de los granos de cebada (Hordeum vulgare)

3. Otros no especificados:

Hydrolyzed Vegetable Protein (si no se especifica, queda la duda)
Hydroxypropyl (cuando no especifica cual es el vegetal, puede ser de trigo)
CyclodextrinDextrin (puede ser de soja, de maíz, de trigo o de centeno)
Maltodextrin ( puede ser de maíz, pero si no se especifica queda la duda)

 

4. Vitamina E (INCI: tocopheryl acetate)

La vitamina E proviene de varias fuentes, pudiendo ser una de ellas el trigo. Cuando un producto cosmético contiene tocopheryl acetate, nuestra preocupación aumenta porque no sabemos el origen de la vitamina E del producto. Para estos casos debe entrar en contacto con la empresa y preguntar por el origen.

Los cosméticos biológicos ¿Están exentos de gluten?

No. Los cosméticos biológicos pueden contener derivados del trigo o la cebada que pueden tener gluten, aunque tenemos muchas alternativas exentas de gluten.

Si soy alérgico al gluten, ¿puedo utilizar cosmética con derivados de avena?

El papel de la avena en una dieta exenta de gluten, aún es causa de controversia a nivel internacional.
Algunos estudios apuntan que la avena también contiene, aunque en menor grado, un constituyente tóxico para el intestino. Aún así, la mayoría de los estudios apuntan una seguridad intestinal afirmando que es un ingrediente a incluir en nuestra dieta por sus excelentes propiedades.
La avena es un cereal rico en beta-glucanos, fibras viscosas parcialmente digeridas por nuestro organismo con efecto carrio-protector y que hacen bajar los índices glucémicos del cuerpo. En contacto con el agua, forman un gel en el estómago e intestino que prolongan la sensación de saciedad. Estas fibras también ayudan a regular el intestino y facilitan el tránsito intestinal. Es una buena fuente de vitaminas E, B1 y B3, ácido fólico, fósforo, hierro, magnesio y Zinc. Además, la avena tiene una gran cantidad de proteína (13%), con valores de aminoácidos esenciales superiores a los del trigo y el centeno.
Aunque la avena esté exenta de gluten y sea segura, frecuentemente se planta en los mismos terrenos y se procesa en las mismas máquinas que otros cereales como el trigo o el centeno, pudiendo haber contaminación cruzada. Por tanto debe siempre adquirir productos exentos de gluten para garantizar la no contaminación.
En cosmética puede utilizar la avena y sus derivados sin ningún tipo de problema.

¿Existe alguna relación entre comer gluten y el estado de nuestra piel?

La dolencia celíaca, las intolerancias al gluten y la alergia al trigo, todas tienen en común posibles manifestaciones en la piel. Entre ellas, las más comunes son: alopecia, eczemas, dermatitis atópica o ulcerosa, vasculitis cutánea, dermatomiositis, vitiligo, urticaria o psoriasis.
Independientemente de que se puedan atenuar los síntomas a nivel de la piel, la cura será posible sólo eliminando el gluten y el trigo de la dieta. En caso de duda, los síntomas mejorarán con una alimentación exenta de estos ingredientes con resultados visibles en 4 o 6 semanas.
Por otro lado, existen muchas personas que tienen sólo una leve intolerancia al gluten. En estos individuos, aunque en menor grado, el gluten actúa de la siguiente forma: altera la integridad del intestino, creando grietas que permiten a las toxinas volver a entrar en la circulación del organismo. Como consecuencia de una digestión no correcta del gluten, estas moléculas entran en la circulación sanguínea y son reconocidas por el organismo como invasoras, activando así el sistema inmunológico y aumentando la inflamación, lo que puede dar como resultado acné. El sistema inmunológico también activa la liberación de insulina que a su vez aumenta los niveles hormonales. Otra causa del aumento del acné.
Una reacción semejante ocurre muchas veces por el consumo de lácteos (leche, mantequilla, queso, yogur) por personas que no digieren bien la lactosa o la proteína de vaca.
Por eso, especialmente en acné tardío (fuera del período de adolescencia), estar de 4 a 6 semanas sin consumir gluten o lácteos puede ser clave para saber si estos ingredientes son la causa o existen otras implicadas.

¿Qué puedo utilizar en caso de tener cardenales?

Lo ideal en este caso es el stick de árnica de Planet Kid, el mismo indicado para arañazos, contusiones, moratones, picaduras, etc. Aplicar hasta que desaparezca por completo. Indicado para todo tipo de pieles magulladas. No aplicar sobre heridas abiertas.

Tuve cáncer de piel y me gustaría saber qué opciones tienen para mi higiene.

Todas nuestras opciones son indicadas. Nuestra cosmética está exenta de productos químicos o sintéticos y es adecuada para la piel sensible o personas con problemas de piel, inmunodeficientes, entre otros. Pídanos consejo específico para su caso.

Tengo el cabello seco y muy rizado, ¿qué debo hacer para nutrir mi cabello?

El tratamiento nutritivo de Jon Masters Organics: es una combinación de plantas y aceites esenciales 100% biológicos que protegen, hidratan en profundidad y fortalecen el cabello. Es un excelente tratamiento para el cabello seco y es óptimo también para las puntas abiertas. Aplicar de 1 a 3 gotas (más, de ser necesario) en la palma de la mano, frotarse las manos para extenderlo y después pasar las manos sobre el cabello. Puede ser aplicado sobre el cabello mojado o seco.

El reconstructor de cabello Honey & Hibiscus de Jonh Masters Organics: es una máscara intensiva enriquecida con ácidos linoleico e hialurónico que ayuda a reconstruir el cabello (nuestro cabello tiene estos mismos ácidos en su composición). Revitaliza y restaura el cabello seco y damnificado, teñido o con permanente. La manteca de cupuacu ayuda a reparar el cuero cabelludo seco, con eczemas y psoriasis, y la lavanda retrasa la caída del cabello, alivia los síntomas de los eczemas y dermatitis del cuero cabelludo. Se puede utilizar diariamente o semanalmente.

Aceite 100% argán: beneficioso para la piel y el cabello. Este aceite ayuda a retener la hidratación, mejora la elasticidad y suaviza el cabello y la piel, proporcionando un brillo instantáneo. Es excelente para alisar cabellos encrespados y regenerar las puntas abiertas. Ayuda a reducir las puntas abiertas. También protege contra el calor del secador o de las planchas de alisar. Aplicar después de enjuagar el cabello y antes del secado.

Si tengo la piel atópica ¿Qué debo utilizar?

La dermatitis atópica se caracteriza por piel reseca e hipersensibilidad cutánea, y es más frecuente en bebés y niños pequeños. Para tratar la dermatitis, las marcas Mádara, Coslys, Acorelle o Topfer dan una buena respuesta. Recomendamos baños de aceite o de trigo en polvo para minimizar los daños causados por el agua en la piel atópica.
Tras el contacto con el agua, la piel debe hidratarse de inmediato con aceite o crema.
En los casos más severos, también será necesario aplicar aceite sobre la piel aún húmeda y poco tiempo después, crema por encima (para permitir una hidratación más prolongada y una nutrición y regeneración en profundidad.
La línea Ecobaby Mádara se aconseja desde el nacimiento hasta la edad escolar. Su formulación enriquecida con avena y aceite de almendras ha demostrado una excelente compatibilidad con las pieles atópicas.
Topfer es una marca alemana destacada por Dermatest como “Very good” y está recomendada por pediatras alemanes. Utilizan ingredientes nutritivos y suavizantes como trigo o aceite.
Acorelle es una marca que tiene como base agua termal y tiene diversas opciones de lavado, hasta sin necesidad de aclarar con agua.
Coslys viene de la Provenza francesa para suavizar las pieles atópicas con productos a base de aceite de hueso de albaricoque.
Y por fin, un excelente producto SOS para aplicar directamente sobre la dermatitis es el aceite de argán puro de la marca Kaé o John Master Organics, que debido a la excelente afinidad que presenta con la piel, ayuda a cicatrizar y a regenerar la piel dañada.

¿Cuál es el mejor producto para calmar la piel del bebé en caso ampollas o enrojecimiento?

La piel del bebé es sensible por naturaleza y tiene tendencia a ser más reactiva. Por tanto es extremadamente importante una correcta protección: mantener siempre la piel hidratada, de forma que esta hidratación cubra y proteja la capa protectora de la piel del bebé, que aún se está formando, y utilizar ropa de tejidos naturales como el algodón biológico o lana con seda. Estas fibras naturales son muy transpirables y antialérgicas y ayudan a calmar la piel.
Para calmar la piel enrojecida o irritada, aconsejamos el aceite de argán de Kaé o de John Masters Organics. Utilizado antes e inmediatamente después del baño, este producto también ayuda a proteger la piel del agua.
Para el baño debe utilizarse un producto muy suave, o polvos de baño o aceite de baño de Topfer (productos sin espuma y altamente hidratantes de piel)
Durante el día aconsejamos la aplicación de un bálsamo para la piel seca, que crea una barrera protectora y mantiene la piel protegida.
Si las ampollas o el enrojecimiento fueran en la zona de los pañales, aconsejamos una crema que contenga óxido de zinc.

Mi bebé tiene costras en la cabeza, ¿Qué debo hacer?

La costra láctea es normal en bebés y puede durar hasta los 6 o 7 meses de edad. No es necesario hacer nada, pero si se desea estimular su desaparición, la mejor opción es ir hidratando con aceite de argán en todo el cuero cabelludo.

¿Qué debo hacer si tengo psoriasis?

La psoriasis es una dolencia que causa mucha sequedad en la piel, pudiendo provocar descamación y hacer herida o costra. Típicamente de origen emocional, aparece en brotes relacionados con episodios estresantes del día a día.
En cada marca ORGANII encontrará la respuesta adecuada a su edad y parte del cuerpo:
La marca Kaé está indicada para la psioriasis, eczemas y sequedad. Para el rostro podrá encontrar productos de limpieza facial, serums y cremas. Para el cuerpo encontrará en esta marca aceites, una excelente opción para utilizar después del baño. Deben ser complementados para una hidratación de larga duración.
La línea de rosa, para el rostro, y la línea Med para el cuerpo de la marca Dr. Hauschka, también son buenas soluciones para calmar y regenerar la piel.
La marca Voya es una excelente opción para el rostro. Sugerimos la limpieza con el bálsamo y después los cuidados de rostro adecuados a su edad y estado de piel. Para el cuerpo recomendamos el gel de ducha de Voya, acompañado de una hidratación de crema hidratante corporal “Softlu does it” o el aceite “Angelicus Serratus”. Toda la línea Voya será sin duda una opción segura.
La manteca de karité pura de Eubiona, es una opción bastante eficaz, proporcionando una súper hidratación que dura prácticamente 24h. Basta calentar el producto un poco en las manos y aplicar sobre la zona sensible. Preferible al aceite de argán.

¿Qué debo hacer en caso de tener sabañones?

Lavar los sabañones con té de cáscara de roble caliente, dos veces al día. Después aplicar el stick de árnica de Planet-kid, por la mañana y por la noche y preferentemente siempre que se las moje. Adicionalmente utilizar un suplemento a base de castaña de india y vid, para mejorar la circulación en las extremidades.

¿Qué debo hacer con mis marcas y cicatrices?

El mejor tratamiento para las cicatrices, marcas y estrías es nutrir y masajear regularmente la zona con aceite de rosa mosqueta, aceite de argán o mezclas de aceites que contengan al menos uno de ellos. Cuanto más roja esté la marca o cicatriz, antes se verán los resultados.

¿Qué debo hacer en caso de herpes?

Un herpes es un virus latente en el organismo, que se hace visible cuando el sistema inmunitario está débil, generalmente en situaciones de estrés emocional, cansancio, alteraciones de temperatura, cambios de estado o ingestión de algunas comidas (picante, alcohol, naranjas y frutas ácidas en general, etc.). Cuanto más seca esté la piel, mayor será la probabilidad de que el herpes se active. Puede procederse a una correcta hidratación en la zona afectada, para que en el caso de una erupción, sea menos violenta. En el caso de que haya erupción recomendamos el stick de árnica (Planet-Kid), cicatrizante y regenerador, que ayuda a la circulación proporcionando una cicatrización más rápida y evitando marcas de la erupción.

¿Qué debo hacer si tengo una piel sensible o reactiva?

La sensibilidad de la piel se sobrepone a cualquier otro problema porque rechazará todo lo que se aplique sobre ella. El primer paso sería disminuir la sensibilidad y permitir que la piel se regenere. En este sentido, la prioridad es recuperar la capa protectora de la piel, y para ello tenemos que:
– Limpiar siempre sin agua pudiendo utilizar una leche, aceite o bálsamo de limpieza.
– Aplicar un tónico suave indicado para la piel madura, seca o sensible. Con agua de rosas, camomila u otras plantas calmantes.
– Hidratar, fundamentalmente por la mañana y la noche con líneas regenerantes: crea de rosas del Dr. Hauschka, crema SOS de Mádara, línea de piel sensible de Voya, creme rose & apricot de John Masters Organics o crema Absolution con solución + energía.
– La protección solar viene después. En estos casos, siempre se aconseja aplicar sobre la crema de protección para evitar reacciones de la piel, preferentemente media hora después de la aplicación de la hidratante de rostro.

¿Cuán es la diferencia entre un champú convencional y un champú BIO?

La mayoría de los champús convencionales contienen sustancias químicas y sintéticas que nuestro organismo no reconoce. Esas sustancias son baratas, pero extremadamente tóxicas para nuestro organismo, como el sodio laureth sulfato (SLS), o sus derivados. Estos productos químicos industriales actúan como agentes de limpieza y producen espuma, pero también son extremadamente tóxicos provocando reacciones en el cuero cabelludo a largo plazo: descamación, debilitamiento, costras, caspa.

Por el contrario, los champús y suavizantes biológicos no contienen productos químicos agresivos ni secantes, trabajando para nutrir el cuero cabelludo, reabasteciendo los folículos con la nutrición adecuada. Además, restauran el equilibrio del pH natural del cuero cabelludo y del cabello.

Si me quiero alisar el pelo ¿Qué champú debo usar?
Para realizar un alisamiento, es necesario romper ciertos enlaces químicos entre los cabellos. El cabello rizado u ondulado es un cabello que entre los hilos del cabello existen enlaces, llamados puentes de hidrógeno, que hacen surgir los rizos: cabello que invisiblemente se sujeta a otro cabello dando la forma del rizo, que para quedar liso, hay que romper estos enlaces (el cabello queda seco). La sal altera el pH del cabello, y ayuda a formar más puentes de hidrógeno revertiendo así todo el proceso de alisamiento.
Aunque la sal de procedencia biológica perjudica el alisamiento, revierte el proceso de la misma forma. Por eso, los cabellos alisados no se pueden lavar con champús con sal ni sodium lauryl sulfate (SLS) o derivados, una sustancia química que actúa como agente de limpieza y que produce espuma. Los derivados del SLS anulan los efectos del alisamiento. Además, los componentes del alisamiento son extremadamente agresivos para el pelo y cuero cabelludo, y combinado con el clorato de sodio (sal), se vuelven aún más agresivos provocando una sequedad extrema en el cabello.
Ninguno de nuestros champús contienen SLS o derivados, algunos pueden contener sal, por lo que el producto más indicado para la limpieza de un pelo alisado, será la combinación del champú y de la máscara reconstructora John Master Organics.
Este champú utiliza sodium cocoamphodiacetate, un limpiador con base de coco extremadamente suave para piel y cabello. Asociado a ingredientes reconstructores y nutritivos como el aloe, avena, algas, jojoba, miel e hibisco es el producto ideal para reparar los daños sufridos por la acción química del alisamiento ayudando a la reconstrucción de la fibra capilar.
Otra opción sería la combinación del champú Silky by Nature, y el suavizante Forget me not, de Voya. Las propiedades purificantes naturales de las algas salvajes biológicas, hidratan el cabello dejándolo saludable, brillantes y lleno de vitalidad protegiéndolo de los daños de las agresiones externas.
Y por último, sugerimos también la combinación de champú y serum reparador de Kaé, ricos en aceite de argán, nutren intensamente y repara los cabellos secos o dañados.
Tengo descamación de cuero cabelludo, ¿Qué me recomiendan?

La descamación está normalmente provocada por un champú muy agresivo, fruto de la frecuencia del contacto con los lauryl sulfato de sodio (SLS) y derivados, o puede ser provocada por el estrés. Es esencial lavar el cabello con cuero cabelludo descamado para ver los resultados. Se aconseja lavar con más frecuencia en una primera fase, pero con mucha protección. A medida que el cuero cabelludo va quedando en buen estado, se pueden ir espaciando los lavados. Puede conseguir esa protección aplicando aceite de argán antes del lavado o incluso la noche anterior, seguido de un lavado con un champú suave (champú Kaé multivitamínico, champú Zinc & Sage o champú estimulante para el cuero cabelludo de John Masters Organics, o la línea de Aloe vera de Eubiona). Después del lavado, aplicar Herbal Cider, de John Masters Organics, directamente del frasco sobre las manos y masajear el cuero cabelludo. Finalmente, aclarar con agua templada o fría. Ayuda a la regeneración del cuero cabelludo y lo purifica. Fuera del baño y con el cabello húmedo, aplicar el serum de cuero cabelludo purificante y estimulante, después del baño y diariamente por la mañana y por la noche. Se absorbe fácilmente y no deja el cabello graso.

Tengo arrugas en la zona del escote que no consigo quitarme a pesar de los innumerables intentos. ¿Qué me aconsejan?

La piel del cuello y del escote es mucho más delicada que la del rostro. También es más propensa a la aparición de arrugas. Aún así, las reglas son las mismas que se aplican al rostro siendo necesario nutrir la piel con los ingredientes que le permitan defenderse cuando sea necesario (de la polución, el sol, la pérdida de hidratación, etc.). Hay algunos trucos valiosos para proteger estas áreas. Evite por ejemplo usar agua muy caliente en el baño y séquese el cuello sin restregar. Intente hacer una exfoliación suave una vez por semana (puede utilizar el exfoliante facial, pero no aplique mucha presión, puede incluso mezclarlo con un poco de leche desmaquilladora, y posteriormente aplique una máscara antienvejecimiento de rostro, manténgase derecha, hombros para atrás y la cabeza erguida y use siempre una hidratación específica para esta zona o su hidratante de rostro. Le dejamos algunos productos para utilizar en la zona del escote y el cuello:

– Protección solar mineral natural SPF 30 de John Masters Organics, que aparte de la protección de los rayos UVA y UVB, evita que su piel se pigmente, que salgan arrugas y que se reseque.
– Aceite nutritivo de granada de John Masters Organics, es un aceite altamente hidratante y una poderosa fuente de ácido punícico y linoleico, mejoran la elasticidad de la piel, reducen las arrugas y ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro.
– Aceite puro de argán de Kaé. La riqueza excepcional de este aceite en ácidos gruesos esenciales y vitamina E, ofrece la mejor protección de la piel contra las agresiones, tiene un fuerte poder regenerante, siendo muy eficaz en la prevención y reducción de las señales del envejecimiento, habitualmente arrugas y manchas de pigmentación.
– Crema regeneradora para el cuello y el escote de la línea Dr. Hauschka, formulado a base de aceite de girasol, macadamia, argán y otros extractos herbales, ayudan a la piel a conservar la hidratación a largo plazo, reduciendo así las líneas y arrugas causadas por la deshidratación. Confiere a la piel sensación de firmeza, alisando la textura de la piel.

También existe la posibilidad de utilizar alguno de los aceites referidos y después aplicar una crema, para un efecto más fuerte y duradero.

¿Cuál es la diferencia entre un desodorante BIO y uno químico?

Los desodorantes convencionales dificultan el proceso natural de la transpiración, por un lado escondiendo el olor del cuerpo con perfumes, y por otro, y más importante, inhibiendo la transpiración. Las sustancias químicas utilizadas en este tipo de desodorante reducen la transpiración, pero no eliminan las bacterias que provocan el olor y obstruyen los poros de la piel. Las toxinas que deberían liberarse con la transpiración, se acumulan en el interior dl cuerpo.
Normalmente se utiliza un compuesto de aluminio, el clorhidrato de aluminio (AICI3), preparado mediante la unión de ácido clorhídrico y aluminio metálico. Se absorbe fácilmente, y una vez en el cuerpo, la porción de la molécula de aluminio, ioniza, formando radicales libre. Estos pasan libremente a través delas membranas celulares, siendo absorbidos selectivamente por la médula, hígado, riñones, cerebro, cartílagos y ojos.
Esta concentración de aluminio absorbida ha sido fuente de preocupación en la comunidad médica, y ha llevado a la realización de diversas investigaciones, especialmente en las áreas de Alzheimer y cáncer de mama.
Los desodorantes biológicos no usan compuestos de aluminio libre, sino que usan mezclas de plantas antibacterianas, antisépticas, alcohol fermentado naturalmente, aceites esenciales o alumbre para evitar la propagación de las bacterias responsables del mal olor de la transpiración. Ninguno de nuestros desodorantes inhiben la transpiración.

¿La piedra de alumbre es lo mismo que el aluminio?

El alumbre y el aluminio son dos sustancias diferentes, poseen propiedades químicas diferentes que crean atributos diferentes.
El alumbre es un producto puro, incoloro, en forma de cristal, sin ingredientes sintéticos añadidos. Su fórmula química más habitual es KAI(SO4)2 – Alumbre de potasio o simplemente alumbre. Es el principal constituyente de la piedra de alumbre. Se crea naturalmente como incrustaciones en rocas. Es un astringente y antiséptico. Los antiguos griegos y romanos la lo utilizaban como astringente y como fijador para tintes. También se utiliza después de humedecerla como coagulante en pequeñas heridas. Además se utiliza en la formulación de desodorantes, pues sus propiedades antisépticas eliminan las bacterias causantes del mal olor permitiendo al mismo tiempo una transpiración inodora. Es muy utilizado para la purificación de agua, en textiles a prueba de fuego y en la producción de pan. El alumbre de potasio no se considera peligroso porque su estructura molecular específica y su carga iónica negativa, vuelve a sus moléculas incapaces de pasar a través de la membrana celular tras ser absorbidas. Al contrario que otros componentes de aluminio, generalmente utilizados por la industria de desodorantes.